Uso de medicamentos

Es posible que con algunos tipos de medicamentos tengas que hacer cambios, como no estar al sol, evitar determinados alimentos o no conducir vehículos. Pídele a tu médico o farmacéutico que te explique si el medicamento requiere tales cambios. Y siempre lee las etiquetas de los medicamentos, ya que allí se explican cuestiones importantes que tienes que saber.

 

  • Presta atención a cualquier advertencia que esté en la etiqueta del medicamento con receta y averigua si es seguro tomar el medicamento OTC junto con tus otros medicamentos o con la condición que tengas.
  • Si tienes dudas, consulta a un médico o farmacéutico acerca de la seguridad y los posibles efectos secundarios del medicamento o acerca del medicamento OTC que sea mejor para ti.
  • No tomes una dosis mayor a la que se indica en la etiqueta.
  • Nunca tomes un medicamento OTC durante más tiempo del máximo indicado en la etiqueta. Deja de tomarlo si los síntomas empeoran.
  • Mantén todos los medicamentos, incluidos los OTC, fuera del alcance de los niños y las mascotas.

Intenta respetar el plan de uso de tu medicamento durante el tiempo que el médico te indique, incluso aunque te sientas mejor. Dejar de tomar el medicamento con mucha anticipación puede causar problemas de salud; es bueno que hables con tu médico antes.

Consejos para hablar con tu médico

Siempre es bueno consultar las dudas cuando hablas con tus proveedores de cuidado de la salud. Pero también es fácil olvidarse qué preguntas hacer. Estas son 3 preguntas clave para hacer en la visita al médico que pueden ayudarte a aprovechar al máximo la visita.

  1. ¿Cuál es el problema principal?
  2. ¿Qué tengo que hacer?
  3. ¿Por qué hacer esto es importante para mí?

Los productos herbarios se elaboran con plantas. La FDA (La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) no inspecciona ni evalúa estos productos antes de que lleguen al mercado, pero puede hacer el seguimiento de reclamos acerca de la seguridad o la utilidad de los productos una vez que están en el mercado. La FDA puede tomar medidas contra el fabricante de un producto, si el producto pone a las personas en riesgo de lesiones o enfermedades. Algunos productos herbarios pueden ser fuertes. Pueden causar efectos secundarios o interactuar con medicamentos con receta o sin receta. Informa siempre a tu médico o tu farmacéutico si estás tomando productos herbarios y guarda una lista de esos productos junto con tu lista de medicamentos.

Un efecto secundario es un síntoma nuevo que se presenta cuando recibes un medicamento; puede ser por el medicamento o por la manera en que lo recibiste (como una inyección, por vía intravenosa, por boca o en un parche). En la etiqueta del medicamento y en el prospecto impreso que viene con el medicamento se indican los efectos secundarios frecuentes.

Los efectos secundarios comunes de muchos medicamentos incluyen somnolencia, aumento de peso, tos o problemas estomacales o intestinales. Por lo general, la mayoría de los efectos secundarios no son graves, pero siempre debes hablar con el médico o el farmacéutico si tienes dudas o inquietudes acerca de los efectos secundarios de los medicamentos.

Lo que debes hacer:

  • Pregúntale al farmacéutico cómo desecharlo.
  • Averigua si hay un programa local de desecho de medicamentos en el departamento de policía o de bomberos local o en DisposeMyMeds.org(en inglés). Averigua también sobre los Días de devolución de medicamentos recetados (en inglés) patrocinados por la Administración para el Control de Drogas.

Lo que no debes hacer:

  • No guardes medicamentos que te sobren para usar más adelante.
  • No los arrojes al lavabo o al inodoro, ya que esto puede volver inseguro el suministro de agua.
  • No arrojes los medicamentos a la basura.

Es cualquier reacción grave que suceda durante o después del tratamiento con un medicamento. Una reacción adversa puede ser moderada a grave (como un ataque al corazón o una reacción alérgica al medicamento). Puede ser perjudicial si no se controla inmediatamente y podría implicar la interrupción del tratamiento con el medicamento. En la etiqueta del medicamento y/o los prospectos impresos que vienen con el medicamento se indican las reacciones adversas. Habla siempre con el médico o farmacéutico si te preocupa estar teniendo una reacción adversa causada por tu medicamento.

El Programa de monitoreo de medicamentos con receta (PMP, por sus siglas en inglés) ayuda a evitar o reducir el riesgo de un posible uso excesivo de medicamentos nocivos.

Los beneficiarios a los que su contratista de apoyo para atención médica administrada de TRICARE los haya asignado al PMP deben obtener los medicamentos controlados de un proveedor. Luego de la inscripción, se enviará una carta solicitando el proveedor seleccionado. Los beneficiarios pueden solicitar cambios en su proveedor autorizado mediante una solicitud enviada a Express Scripts.

A los beneficiarios a los que su centro de tratamiento para militares los haya asignado al PMP se les asignará una farmacia y/o un proveedor autorizado a través de un punto de contacto del programa en el centro. Comunícate con tu proveedor o administrador de cuidado primario para obtener asistencia. Contáctanos para obtener ayuda adicional.

Por correo electrónico: TRICARE111@express-scripts.com

Por correo: Express Scripts

Prescription Monitoring Department

1 Express Way

St. Louis, MO 63121

Si tomas más de un medicamento al mismo tiempo, algunas veces pueden afectarse mutuamente. Si eso ocurre, se llama interacción. Los medicamentos pueden interactuar de muchas formas diferentes. Por ejemplo, las interacciones de medicamentos pueden:

  • Modificar la manera en que el estómago y los intestinos absorben el medicamento
  • Aumentar o disminuir la cantidad de otros medicamentos en el cuerpo
  • Potenciar los efectos de otros medicamentos o hacer que dejen de tener efecto
  • Aumentar las probabilidades de que otros medicamentos tengan efectos secundarios o que sean más peligrosos

Algunas interacciones pueden ser leves, pero otras pueden ser graves e incluso pueden poner en riesgo la vida. Estas son algunas maneras en las que puedes ayudar a disminuir el riesgo de interacciones de medicamentos:

  • Informa a tu médico o tu farmacéutico acerca de tus condiciones de salud y todos los medicamentos que usas. Esto incluye los medicamentos con receta y sin receta o de venta libre (OTC), así como cualquier suplemento o productos herbarios.
  • Lee la información que viene con tu medicamento para conocer cualquier interacción de medicamentos.
  • Informa a tu médico y tu farmacéutico si consumes tabaco, bebidas alcohólicas u otras drogas, ya que podrían influir en el efecto de tus medicamentos.

Completa el cuestionario de salud, alergias y medicamentos para alertarnos sobre cualquier interacción de medicamentos conocida que puedas tener.

Para ir al cuestionario:

  1. Ingresa.
  2. Ve a "Benefits".
  3. Selecciona "Print Forms" (en inglés).
  4. Desplázate a la sección del cuestionario sobre salud, alergias y medicamentos.
  5. Selecciona el nombre y la fecha de nacimiento y haz clic en el botón "Get Started".
  6. Completa el formulario en línea y selecciona "Submit" para enviarnos el formulario.

 

Es importante que tomes tu medicamento tal como te lo indicó tu proveedor de cuidado de la salud. Si omites una dosis o si pasa demasiado tiempo entre las dosis, la cantidad de medicamento que hay en el cuerpo puede disminuir y no funcionar del mismo modo. Si tomas tu medicamento muy seguido, la cantidad en el cuerpo podría elevarse demasiado y causar problemas. Si omites una dosis, lee la información que viene con el medicamento o pregúntale a tu médico o farmacéutico qué hacer luego de omitir una dosis.

Here are a few safety tips for taking prescription medications:

Lo que debes hacer:

  • Obtén información sobre tu medicamento y cómo se usa. Obtén información sobre sus efectos secundarios y cómo actúa con otros medicamentos que estés usando. Comunícate con tu proveedor de cuidado de la salud si crees que el medicamento te está causando un efecto secundario.
    • Lee la información que viene con tu medicamento, que indica los posibles efectos secundarios del medicamento y otros avisos de seguridad.
  • Informa siempre a tu médico y farmacéutico si eres alérgico a algún medicamento.
  • Lleva siempre contigo una lista de todos los medicamentos con receta y sin receta (OTC, por sus siglas en inglés) que uses, incluso los suplementos, como vitaminas o extractos herbarios. Muestra esta lista a todos tus proveedores de cuidado de la salud.
  • Habla con tu médico y tu farmacéutico antes de usar cualquier producto OTC, herbario u homeopático (alternativo). Algunos de estos productos pueden causar problemas de salud graves si se usan con otros medicamentos.
  • Desecha todos los medicamentos vencidos o que tengan más de 1 año, de acuerdo con las pautas ambientales locales.

Lo que no debes hacer:

  • Nunca compartas tus medicamentos con otras personas. El uso de medicamentos de otra persona puede causar graves problemas de salud.

Esto varía según el medicamento. Para obtener más información, lee la etiqueta del medicamento y la información que viene con tu medicamento. También puedes preguntarle a tu médico o tu farmacéutico acerca de la mejor manera de tomar tu medicamento.

Lo que debes hacer:

  • Pregúntale al farmacéutico cómo desecharlo.
  • Averigua si hay un programa local de desecho de medicamentos en el departamento de policía o de bomberos local o en DisposeMyMeds.org(en inglés). Averigua también sobre los Días de devolución de medicamentos recetados (en inglés) de la Administración para el Control de Drogas.

Lo que no debes hacer

  • No guardes medicamentos que te sobren para usar más adelante.
  • No los arrojes al lavabo o al inodoro, ya que esto puede volver inseguro el suministro de agua.
  • No arrojes los medicamentos a la basura.

Los medicamentos genéricos con frecuencia son una opción de menor costo que los medicamentos de marca. Un medicamento genérico tiene el mismo principio activo que su versión de marca, pero puede tener distintos recubrimientos o agregados.  

Aspectos importantes que se deben conocer sobre los medicamentos genéricos:

  • Los medicamentos equivalentes genéricos siempre vienen en la misma forma (por ejemplo, comprimidos o cápsulas) y dosis que su versión de marca. No tienes que tomar más cantidad de un medicamento genérico para obtener los mismos resultados que con su versión de marca.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se asegura de que todos los medicamentos genéricos que aprueba sean tan seguros y eficaces como el medicamento de marca.

Si ya no te quedan reposiciones de un medicamento con receta, comunícate con tu médico. Es posible que tu médico solicite algunas pruebas o quiera verte antes de renovar tu receta. Algunos estados tienen normas que requieren que visites a tu médico o farmacéutico antes de obtener reposiciones.

Para saber si te quedan reposiciones con tu receta, consulta la etiqueta del medicamento con receta para ver las reposiciones restantes. También puedes ingresar a tu cuenta, ir a Prescriptions y seleccionar Order History (en inglés) para ver si tienes más reposiciones. Además, la aplicación móvil de Express Scripts muestra las reposiciones restantes.

No. No todos los medicamentos de marca tienen versiones genéricas; y es posible que en algunas situaciones tu médico quiera que uses exclusivamente la versión de marca. Cuando tu médico te hace una receta, indica si es correcto usar la versión genérica del medicamento.

 

Este término se usa para medicamentos restringidos por ley ya que implican un alto riesgo de provocar daños. La Ley de sustancias controladas define qué medicamentos son sustancias controladas, entre ellos los opioides y determinados estimulantes. Puedes obtener más información sobre este término en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer.

Hay varias razones por las cuales podrían establecerse límites para los suministros de estos medicamentos:

  • Hay leyes federales que no permiten entregar reposiciones.
  • Es posible que en tu estado se limite la cantidad de medicamentos que los médicos pueden recetar. Estos límites se basan en el diagnóstico o en la cantidad de medicamento que se necesite, expresada en días.
  • Es posible que tu plan de beneficios tenga ciertos límites de reposición de estos medicamentos.
  • Tal vez tengas que pedirle a tu médico que te haga una receta nueva o una receta de reposición. Consulta con tu médico. Tal vez tengas que ir a una revisión antes de que tu médico te pueda recetar más medicamento.

 

 

Sí. Cuando un medicamento de marca tiene una versión genérica, puedes obtener la misma cantidad y recibir la misma dosis que las pautas de tu plan permitan.

Puedes registrar esta información detallada en nuestro cuestionario de salud en línea.

  1. Ingresa y ve a "Benefits".
  2. Selecciona "Print Forms".
  3. Desplázate a la sección del cuestionario sobre salud, alergias y medicamentos.
  4. Selecciona el nombre y la fecha de nacimiento y haz clic en el botón "Get Started".
  5. Completa el formulario en línea y selecciona "Submit" para enviarnos el formulario.

Cuando surtas una receta, nuestros farmacéuticos usarán esta información detallada para verificar si podrían existir problemas o conflictos con alguno de tus medicamentos.

Un medicamento sin receta (OTC) no requiere una receta. Algunos ejemplos son la aspirina y los medicamentos para la tos, así como las vitaminas y los suplementos herbarios.

Los medicamentos OTC algunas veces pueden causar efectos secundarios o problemas graves si se toman con medicamentos recetados. Antes de tomar cualquier medicamento OTC, observa las advertencias de seguridad en la etiqueta del envase del medicamento OTC y también la información que viene con el medicamento recetado.

Siempre consulta a tu médico o farmacéutico si no estás seguro sobre el uso de un medicamento OTC.

Si no encuentras la respuesta a tu pregunta, comunícate con nosotros.